Citar

¿Por qué citar? Como dice Fernando Savater: “Hay dos razones: la modestia y el orgullo. Se cita por modestia, reconociendo que el acierto que se comparte tiene su origen y que uno llegó después.  Se cita por orgullo, ya que es más digno y cortés enorgullecerse de las páginas que uno ha leído que de las que ha escrito.  Lo miso que el viajero habla de lo que vio en sus travesías, lo mismo que el cazador exhibe las cabezas disecadas de sus mejores piezas, lo mismo que el paseante junta las flores que ha encontrado en un ramillete y lo ofrece a la persona querida,  citar es otra forma de decir ‘no he vivido en vano’ (en este caso, ‘no he leído en vano’) y también ‘estaba pensando en ti’”.

SAVATER MARTÍN, Fernando:  Diccionario filosóficoBarcelona; Planeta, 1999.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s