Propuesta de tesina

1. Lo primero que debemos indicar es el objetivo de nuestro estudio: qué pretendemos estudiar y cómo. En caso de que nuestro trabajo de investigación plantee una hipótesis, debemos formularla aquí. A continuación, resulta apropiado clasificar nuestra tesina según la forma de recopilar y manejar la información, así como por la metodología que pretendemos emplear.

2. El siguiente paso supone delimitar el marco espacial y temporal que comprende la investigación.
3. El tercer punto, y quizá el más importante consiste en indicar cuál es la relevancia que para nosotros tiene el tema:
– ¿Por qué nos interesa?
– ¿Qué novedad aporta?
– ¿Qué otros estudios se han realizado sobre el tema?
4. Una vez realizado lo anterior, debemos indicar las fuentes que vamos a emplear, y que podemos clasificar en:

-ORALES (Testimonios directos: entrevistas, etc.)

-ESCRITAS (en especial, fuentes bibliográficas,  hemerográficas y archivísticas).

-AUDIOVISUALES (Películas, documentales, etc.)

-GRÁFICAS (Planos, dibujos, etc.)

-INTERNET

5. Por último, debemos indicar una bibliografía preliminar, organizada en libros, artículos y enlaces a Internet.
Es importante que no haya un número de enlaces a Internet  demasiado elevado. Su especial dinamismo hace que su recopilación y conservación sea problemática (una página web puede desaparecer de la red con la misma facilidad con la que aparece).
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s